Eficiencia Hídrica Regenerativa – ¿Qué es?

Aunque el sector agrícola en Chile utilice un 82% del agua extraída, aún tenemos mucha agua.

De hecho, Chile figura como el segundo país con mayor consumo de agua por persona, luego de Turkmenistán, con 5.935 litros de agua al día.

Aún así, como generalmente ocurre con los promedios que agrupan distintos territorios, el problema es que el agua no se distribuye de igual forma a lo largo del país.

Según el Instituto de Recursos Mundiales (World Resource Institute), todas las regiones desde el Maule hacia el norte se encuentran usando más del 80% de agua de sus reservas de agua superficial, las que al mismo tiempo concentran el mayor porcentaje de agricultura regada.

Pero hacia el sur el escenario es muy distinto; evidentemente porque llueve más y se acumula más nieve en la cordillera.

En paralelo, los problemas sociales asociados a escasez de agua se profundizan en Chile; país donde la falta de agua se encuentra fuertemente relacionada con la pobreza, siendo los sectores agrícola, silvícola y minero los principales actores asociados a estos conflictos; por afectar tanto cantidad como calidad de agua.

Y en combinación con el cambio climático (o crisis climática), junto a la sequía que afecta a la zona centro, se está secando incluso el bosque esclerófilo; que se encuentra adaptado para sobrellevar extensos períodos de escasez de agua.

Pero existe también mucho que destacar del sector agrícola

Como, por ejemplo, ocupar la segunda posición en exportaciones y ser reconocido mundialmente como el 5to en producción de vinos, el 4to en producción de cerezas y 5to en producción de kiwis (al menos en la fecha en que se escribe este artículo).

Aunque lamentablemente para todos los sectores, Chile se proyecta como “país con alta vulnerabilidad al cambio climático” según un informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

Entonces, siendo el país con mayores riesgos asociados a agua y Cambio Climático en América Latina ¿cómo avanzamos sin secarnos?

EFICIENCIA HÍDRICA REGENERATIVA

A Eficiencia Hídrica Regenerativa nos referimos cuando se alcanza tanta eficiencia usando el agua, que los ahorros se dedican intencionadamente en regenerar las cuencas.

Y con regenerar la cuenca apuntamos a 2 grandes áreas de contribución:

  • Conservación de agua: Mantener un nivel saludable de agua en los acuíferos.
  • Infiltración y retención de agua: Crear y mantener paisajes de retención.

Esto, aplicado al sector agrícola tiene un potencial enorme; especialmente en países como Chile, que poseen una economía fuertemente basada en recursos naturales.

Pero para que esto ocurra, además del cambio de mentalidad de los usuarios de agua, se requiere un conocimiento detallado sobre cómo interactúan las 4 variables más importantes para la variedad vegetal existente del huerto:

  1. Biológicas
  2. Edafológicas
  3. Climáticas
  4. Hidrológicas

El objetivo es optimizar la conversión de agua a alimento, que se puede abordar de forma integral con el conocimiento y tecnologías disponibles actualmente.

¿Cómo se puede usar el agua ahorrada para regeneración de cuencas?

Existen labores transversales que se pueden realizar, independiente de la fuente de agua, así como labores puntuales según la fuente.

Sería ilógico, por ejemplo, promover la infiltración artificial para el agua extraída desde pozos del mismo acuífero.

Algunos aportes en conservación de agua son:

  • Infiltración artificial (de fuentes de agua superficial, para recargar acuíferos)
  • Reducción de extracción total (por mejor eficiencia)
  • Captación y utilización de agua lluvia (para evitar extracciones)


Cortesía de New Forest Farm

Algunos aportes en infiltración y retención de agua son:

  • Vegetar y/o mantener especies nativas (mejora infiltración y retención a través de sus raíces)
  • Construcción de zanjas de infiltración (mejora infiltración en zonas de captación)
  • Nivelar terrazas de cultivo (previene el escurrimiento rápido)
  • Mejorar los niveles de materia orgánica en suelo (favorece la conservación de humedad en el suelo)

Si un acuífero comienza a recuperar el nivel de agua, los pozos “secos” (o colgados) podrían volver a tener agua.

Luego de recuperados los niveles de agua en un acuífero, a su vez, la biodiversidad del territorio podrá sostenerse y devolverle vida a esos lugares donde las reservas de agua se encuentran sobreexplotadas.

Esto último es lo que ha venido degenerando lentamente la salud de diferentes cuencas.

En particular, desde Eficagua, esto lo que buscamos promover: Contribuir a la regeneración de cuencas, a través de la Eficiencia Hídrica Regenerativa aplicada.